Menu

Como se revisan los amortiguadores del coche

27 enero, 2021 - Empresas

Cuando tienes un coche, el sistema de suspensión es de los más importantes que podrás encontrar, en especial porque forma parte de la seguridad del coche. Los mejores repuestos los encontrarás en el despiece peugeot, para que puedas reparar tu coche a un muy bajo coste.

Pero, puede que no sepas cómo saber si el sistema de suspensión de tu vehículo se encuentra en buen estado. Por este motivo, hoy he preparado este post para ti, con la finalidad de que aprendas a revisar de una forma adecuada los amortiguadores, por lo que te recomiendo seguir leyendo.

Consejos para la revisión de los amortiguadores

Existen varios puntos básicos que debes tener en cuenta a la hora de hacer la revisión de los amortiguadores. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Estado de los amortiguadores

Debes asegurarte de hacer primero que todo una inspección visual de los amortiguadores para asegurarte de que estén en buen estado. Estos no pueden estar oxidados o con fugas de aceite porque esto indicará que requieren de un cambio.

También es bueno fijarse en los sitios donde aparcas el coche, puesto que si existe una fuga de aceite allí se podrá detectar. Si tu coche está dejando manchas en el suelo será momento de llevarlo al taller mecánico de inmediato.

Prueba del rebote

Es la prueba más común que se hace para verificar el estado de los amortiguadores de cualquier coche. Para hacerla debes hacer presión sobre la carrocería hasta que baje la amortiguación y soltarla para que el coche vuelva a su posición original.

Fíjate en el movimiento que hace el vehículo, y si este comienza a dar rebotes es porque los amortiguadores están en mal estado. Esta es una prueba bastante buena cuando vas a comprar un coche de segunda porque podrás conocer fácilmente el estado del sistema de suspensión.

Revisiones en taller

Los amortiguadores pueden tener una vida útil muy larga, la cual puede llegar hasta los 120.000 kilómetros sin ningún tipo de inconveniente. Pero se aconseja que hagas revisiones cada 20.000 kilómetros para que puedas verificar el estado de los amortiguadores en general.

El tipo de conducción, así como los terrenos por donde conduces pueden afectar a los amortiguadores, y por esto es mejor tener estos puntos en cuenta. Asegúrate de que se haga la revisión, porque además se podrán reparar fallos que pueden llevar a un cambio prematuro de los amortiguadores.