Menu

La evolución histórica de duración de las películas cinematográficas

19 enero, 2020 - Empresas

Todos los servicios evolucionan con el tiempo, sucede con los servicios de cerrajeros Getafe y sucede, en realidad, con cualquier otro tipo de servicio y lo mismo sucede con los productos de estos servicios y uno de ellos es el de los productos cinematográficos. En este texto vamos a centrarnos en hablar de la evolución histórica de la duración de las películas cinematográficas.

Todo cambia, los servicios de cerrajeros Leganés cambian, los servicios de cualquier industria y sector se transforman y también los usos y costumbres en general. Así, puede decirse que no es lo mismo un producto que se vendía hace tan sólo unas décadas que su homólogo que se venda en la actualidad.

A colación con lo anterior, y para centrar el asunto que aquí nos ocupa, decir que del mismo modo que las canciones no tienen la misma duración “estándar” actualmente que antaño en el cine sucede un poco lo mismo, las películas actuales ya no tienen los mismos parámetros de duración que se tenían establecidos hace tan sólo unos lustros.

Las grandes obras teatrales u operísticas tradicionalmente han sido obras de una larga duración y ese era su estándar de facto para las mismas, con las canciones sucedió un poco lo contrario pues se pasó de unos estándares que se situaban en unos tres o cuatro minutos por pieza a unos parámetros actuales que no resultan tan ceñidos, y con el cine sucede un poco lo mismo.

En los orígenes del cine (tal y como lo entendemos en la actualidad) las películas podían entenderse como “historietas” de mayor o menor calado pero que no tenían una gran duración y luego hace unas décadas se estandarizo una duración de unos 90 minutos por película y pocas obras se salían de ese marco, actualmente eso ya no es así y las películas de 2 horas o incluso 3 horas y hasta 4h no resultan nada extraño.