Menu

La valvula del canister

24 marzo, 2020 - Sin categoría

El combustible tiende a evaporarse fácilmente, es algo normal, y más cuando las temperaturas son altas. Para contrarrestar este proceso e impedir que esos vapores salgan al exterior y contaminen el ambiente, además de que se pierda gasolina, se diseñó y creó la válvula del canister.

Funcionamiento

Su función consiste en pasar el combustible al múltiple de admisión, y cuando el motor está en reposo los gases se recolectan en el canister hasta que el motor funcione de nuevo. En ese mismo momento el ordenador o ECU (Engine Control Unit) dirige a la válvula a realizar la purga, ella se encarga entonces del vacío del múltiple.

La activación de este mecanismo se produce a través de pulsos, la frecuencia dependerá de la velocidad, carga y temperatura del motor. Esta pieza es vital para mantener las emisiones controladas, por ello trabaja en conjunto con distintos sensores y así poder evitar que los vapores generados por la gasolina dañen el medio ambiente. En resumen con la válvula hay menos consumo, mayor rendimiento y menos emisiones dañinas.

El control lambda es uno de los componentes que trabaja estrechamente con la válvula del canister. Es él quien registra el contenido residual del oxígeno en los gases de escape, y avisa a la unidad de control del motor para que regule la mezcla de aire – combustible. Cuando funciona correctamente la válvula del canister se activa con normalidad y el combustible perdido en vapor se compensa.

Al existir fallas en dicha válvula el motor dará problemas. Los vapores se irían acumulando en el depósito de carbón del canister y comienzan a hacer presión a los cilindros, ocasionando que el motor se ahogue. Diferentes procesos se entorpecen y resulta perjudicial para el vehículo y el ambiente.

Como consecuencia de esto, la válvula del canister se tapa de tal manera que los vapores no circulan y regresan al sistema de emisión. Si presenta la revisión de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) no pasará las pruebas de emisiones.

Antes de comenzar a reparar este tipo de fallas o cualquier otra avería, evalúe primero si es rentable hacerlo. En ocasiones, existen demasiados problemas y haciendo que no valga la pena seguir intentándolo. Ante tal situación es preferible buscar desguaces que compren coche; en línea es posible conseguir buenos establecimientos dedicados a esta labor en España. Algunos incluso se ocupan de la baja ante las instituciones pertinentes.